Pericoronaritis: inflamación de la encía por erupción dental

Brackets de zafiro: ¿en qué consiste este tipo de ortodoncia?
14 mayo, 2018
¿Es posible llevar ortodoncia si llevo coronas dentales?
11 junio, 2018
Mostrar todo

Pericoronaritis: inflamación de la encía por erupción dental

Es habitual que durante la erupción de los dientes se generen molestias bucales. En algunos casos estas molestias pueden terminar en infecciones como la pericoronaritis.

Hoy queremos que conozcas en qué consiste este tipo de infección dental, sus causas y sus soluciones.

¿Qué es la periocoronaritis y por qué se produce?

La pericoronaritis o periocoronitis es la infección de los tejidos blandos que rodean un diente cuando está erupcionando. Es decir, cuando un diente queda parcialmente cubierto por los tejidos blandos cuando está en su proceso eruptivo.

Esta infección se suele desarrollar durante la erupción de las muelas del juicio, aunque también puede darse en niños de temprana edad con la erupción del primer molar.

Por tanto, podemos decir que es muy común entre personas con edades comprendidas entre los 20 y los 30 años.

Como hemos mencionado, la pericoronaritis es una inflamación aguda de una parte de la encía que es muy común cuando se dan unas circunstancias concretas:

  • Cuando la erupción no se puede dar de manera habitual porque está dificultada por falta de espacio y la pieza dental queda parcialmente cubierta por el tejido periodontal.
  • El proceso infeccioso se favorece por la inserción de bacterias entre la corona del molar y la encía (porque lo recubre de manera parcial). El calor y la humedad hace que sea más favorable la proliferación de colonias de bacterias.

Como todas las infecciones, la periocoronitis cuenta con diversos síntomas que se deben conocer para poder identificarla a tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de la periocoronaritis?

Los síntomas de la periocoronaritis se van presentado de manera gradual. Normalmente comienza con un pequeño dolor en la mandíbula que puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Aunque este proceso no sólo se manifiesta en molestias, sino que cuenta con una gran variedad de signos:

  • Inflamación y rojez de la encía que cubre la parte no visible de la corona del molar
  • Infección de la zona colindante al diente que está erupcionando. Una de las maneras más fáciles de identificar una infección en la boca es la halitosis (mal aliento).
  • Dolor localizado en la articulación que puede irradiar a otros órganos como el oído. Este dolor también puede generar molestias en el habla o a la hora de masticar. Incluso en los casos más graves puede suponer una sensación de malestar general y fiebre.

Es importante conocer que la periocoronaritis puede generar complicaciones mayores:

  • La inflamación se puede extender a los ganglios localizados en la parte inferior de la mandíbula.
  • Se puede formar un absceso en la zona próxima al diente o en la faringe.
  • Puede suponer enfermedades periodontales como gingivitis y periodontitis, problemas de garganta o problemas digestivos.

 

¿Cómo se puede tratar la pericoronaritis?

Si tienes alguno de los síntomas que hemos mencionado anteriormente, es recomendable realizar una visita a la clínica dental. Así, el odontólogo podrá valorar el caso y determinar el grado de inflamación de las encías y la gravedad de la infección para poder establecer un tratamiento óptimo para el caso.

Normalmente, la valoración suele ir acompañada de una limpieza profesional y un drenaje de la zona afectada. De esta manera se asegura que esa parte de la boca queda limpia de restos de comida que en un futuro puedan empeorar el diagnóstico o generar nuevas infecciones.

Es imprescindible que el paciente sea meticuloso con la higiene oral para bajar la inflamación de la zona.

Si el caso es muy grave, el especialista podrá determinar la toma de antibióticos, antiinflamatorios o analgésicos para eliminar las molestias sufridas por la pericoronaritis.

Cuando la inflamación haya disminuido o desaparezca la infección de la zona, el odontólogo podrá valorar la eliminación o no del tejido que cubre parcialmente la muela en erupción. No te asustes, porque es una cirugía muy sencilla y se evitan así infecciones futuras.

¿Existe alguna forma de prevenir la periocoronaritis?

Las rutinas de higiene oral son fundamentales para prevenir cualquier enfermedad dental. Pero, sobre todo, quienes tengan un alto índice de placa bacteriana son más susceptibles de sufrir este tipo de proceso infeccioso.

Con una buena higiene bucal eliminaremos de manera eficaz todos los restos de comida que se acumulan en dientes y encías, evitando así la afección de la pericoronaritis.

En caso de no ser tratada, la pericoronaritis puede terminar en abscesos u otras infecciones como enfermedades periodontales.

Si tienes alguno de estos síntomas en el momento de una erupción molar, asiste al especialista para que valore tu caso y determine si existe o no un proceso de infección.

No dudes en contactar con nosotros si tienes más dudas acerca de este proceso. Te atenderemos encantados.