Ortodoncia metálica: esto es lo que debes conocer sobre los brackets

Implante dental: cómo recuperar los dientes perdidos
22 enero, 2018
Retenedores: por qué son necesarios y para qué sirven
19 febrero, 2018
Mostrar todo

Ortodoncia metálica: esto es lo que debes conocer sobre los brackets

La ortodoncia metálica es la más conocida e implantada en la sociedad. Comúnmente se denomina brackets, aunque este término está mal empleado para referirse a ella, ya que el término en sí hace referencia a las pequeñas piezas metálicas que se incorporan en el diente.

Su uso está muy extendido actualmente, pero ¿conoces sus especificaciones? En Doctor Toledo queremos que estés informado acerca de este tipo de ortodoncia y conozcas todos sus detalles.

¿En qué consiste la ortodoncia metálica?

La ortodoncia tradicional está compuesta por pequeños brackets metálicos. Es decir, son pequeñas piezas de metal que se colocan de manera individual en cada diente. Se unen a través de un hilo muy fino de metal llamado arco.

No sólo cumple motivos estéticos. La ortodoncia es capaz de modificar la forma, la posición y la movilidad de las piezas dentales así como de toda la zona bucodental.

Tanto los brackets como el arco (superior e inferior), componen la ortodoncia, que nos permitirá solucionar distintos tipos de problemas dentales. Además, la ligadura permite enlazar el arco y el bracket, para que el arco aplique la fuerza necesaria y poder hacer su función.

Cualquier persona que necesite corregir su dentadura, ya sea por estética, como por problemas de alineación, etc. puede acudir a este tipo de ortodoncia. Y, aunque en cada caso el tiempo varía, la ortodoncia metálica es la más rápida para tratar y corregir los problemas dentales.

Elementos que componen la ortodoncia metálica:

Bracket: pieza metálica que permite dirigir el movimiento del diente.

Arco: aplica presión sobre los dientes

Ligadura: permite que el arco aplique la fuerza necesaria. Pueden ser metálicas o de goma.

En algunas ocasiones, se emplean gomas que se colocan de una determinada posición para corregir la mordida. Estas gomas se suelen colocar del bracket superior al inferior, para poder corregir correctamente las dos arcadas.

Las ortodoncias tradicionales también han evolucionado. Atrás quedaron aquellas ortodoncias incómodas y antiestéticas que conocíamos. Ahora son mucho más cómodas y discretas. Además, que estén tan implantadas en la sociedad nos proporciona el beneficio y la ventaja de que nadie le presta importancia a que una persona lleve este tipo de ortodoncia. Es muy común ver a personas por la calle con ortodoncia metálica, porque su uso está muy extendido.

Tanto el arco como los brackets son mucho más finos, pequeños, discretos y cómodos que antes.

Su implante es muy sencillo ya que se la pieza metálica se encementa en el diente. De esta nos permite ahorrar tiempo en la coloración del bracket, y permite colocarlo en el lugar correcto en un menor periodo de tiempo.

 

¿Cuáles son las ventajas de la ortodoncia tradicional?

Para los casos de alineaciones y desviaciones severas, la ortodoncia metálica es la más eficaz que otro tipo de ortodoncias como las invisibles.

La ortodoncia metálica es más económica que otro tipo de ortodoncias. Es la más barata del mercado, y aunque la estética no es su punto fuerte, hoy en día están tan extendidos que la mayoría de la gente opta por esta opción debido a su precio económico.

Es mucho más resistente que los brackets de cerámica o porcelana, porque a diferencia de estos, no se rompen con facilidad.

Puede corregir problemas de todo tipo, como maloclusión, malposición, cerrar diastemas, corregir apiñamiento, etc.

 

¿Y sus desventajas?

Las ortodoncias tradicionales están compuestas por soportes de metal que, recién puestos, pueden causar ligeras molestias en las encías. Aunque esto ocurre con todas las ortodoncias. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, incorporar un elemento externo y extraño a nuestro organismo provocará que éste tenga que adaptarse y habituarse a él.

La adaptación es muy rápida, ya que tras una semana, tu boca se habrá acostumbrado a la ortodoncia.

Los hábitos alimentarios variarán una vez incorporada la ortodoncia. Porque, como acabamos de mencionar, al principio resultará difícil comer alimentos duros. Además, tendrás que evitar también masticar alimentos que puedan adherirse a los brackets o el arco como chicles o caramelos muy blandos.

Pero, al cabo de los días, serás mismo quién comprobará qué alimentos podrá o no comer, ya que tu organismo se habrá adaptado a la presión que ejerce el arco sobre los dientes.

¿Cuál es el precio de la ortodoncia metálica?

El precio de este tipo de ortodoncia variará en función de la duración del tratamiento. Ya sabemos que en cada caso esta duración será distinta, pero normalmente suele durar uno 12 meses, aunque para los casos más complejos puede llegar hasta 24. 

Por eso, el precio dependerá directamente del tratamiento de cada uno. Aunque, este tipo de ortodoncias es la más económica. Su precio, por regla general, ronda entre 1500 y 4000€, dependiendo de cada caso y de la clínica dental a la que acudas.

En Doctor Toledo recomendamos la ortodoncia metálica cuando una persona no tiene excesivas preocupaciones estéticas y quiere someterse a un tratamiento eficaz y económico a la vez.

 

¿Puedo llevar ortodoncia metálica si tengo problemas de sobremordida?

La ortodoncia metálica está indicada para cualquier persona, tanto jóvenes, como adolescentes y adultos.

Tanto en casos más complejos como en los más simples, este tipo de ortodoncia se puede emplear para solventar problemas de todo tipo, como la sobremordida, el apiñamiento dental, o cualquier otro caso.

 

Recomendaciones

Con todas las ortodoncias se debe tener un cuidado básico e imprescindible para que las piezas no se estropeen y su durabilidad sea mayor. Aunque todas están fabricadas para un largo periodo de tiempo sin desperfectos, es aconsejable que se mantengan una serie de cuidados durante todo el tiempo en el que lleves la ortodoncia.

Evita alimentos como dulces blandos, duros, crujientes y caramelos o chicles. No es recomendable comer este tipo de alimentos (lleves la ortodoncia que lleves) mientras llevas ortodoncia. Con el uso de ortodoncias es más probable la aparición de caries, por eso es importante que evites estos alimentos y mantengas tus dientes siempre limpios.

Crea un hábito de limpieza bucal. Emplea un cepillo adecuado dependiendo de tu tipo de boca y encía. La dureza de los cepillos puede variar, y usar el que más se ajuste a tus necesidades será fundamental para evitar posibles daños y conseguir una higiene óptima. Con daños, nos referimos por ejemplo, a emplear un cepillo muy duro si tienes encías sensibles (esto provocará sangrado en ellas). Además, el mantener este hábito permitirá mantener los brackets en buen estado.

Las citas con el dentista, siempre de manera regular. Aunque será él quien te proporcionará el seguimiento de las citas, es importante que sean de manera periódica. Esto permitirá que tu ortodontista compruebe la evolución de tu caso.

 

Si quieres saber más sobre las ortodoncias que ofrecemos en Dr. Toledo, o quieres consultar cómo sería tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Desde nuestra clínica te asesoraremos encantados.