Muelas del juicio: Todo lo que debes saber

Diagnóstico muelas del juicio

Las muelas del juicio, también llamadas cordales, son los últimos dientes en aparecer y se ubican en los extremos de los maxilares. Es habitual que una persona tenga los cuatro molares pero no es excepcional que pueda haber solo tres, dos, uno o ninguno.

Hoy, en Doctor Toledo, te explicamos que son las muelas del juicio, sus síntomas y si deben extraerse.

Estas piezas dentales suelen aparecer entre los 16 y 18 años y terminan de erupcionar a los 20 años. En ocasiones pueden hacerlo con más retraso o incluso no llegar a salir y quedarse retenidas dentro del hueso maxilar. Cuando esto sucede se les denomina muelas retenidas.

Las razones por las que una muela puede no llegar a salir son varias: mala posición, membrana de la encía muy densa, falta de espacio, densidad del hueso, etc.

Síntomas de las muelas del juicio

La aparición de las muelas del juicio no siempre provoca síntomas; sin embargo te puedes dar cuenta del comienzo si notas un intenso dolor en la zona de las muelas, en la mandíbula que pueda llegar hasta los oídos e incluso los ojos, encías sensibles, hinchazón en la mandíbula, dificultad al abrir la boca y mal aliento.

En ocasiones las muelas no pueden llegar a salir correctamente y se provoca la retención. Existen dos tipos de retenciones, la parcial y la total.

La retención parcial es aquella en la que aparece parte de la corona de la muela. La retención total significa que la muela no puede atravesar la encía.

¿Cuándo es necesario extraerlas?

Si tienes algunos de los síntomas que hemos mencionado anteriormente no dudes en realizar una visita a la clínica dental para que un experto pueda determinar el diagnóstico.

Cuando las muelas no han terminado de erupcionar pueden provocar muchos problemas en nuestra boca e incluso afectar al resto de piezas dentales.

Muelas del juicio

También, al estar situadas al final de la boca, es más difícil su limpieza por lo que es probable la aparición de bacterias e infecciones que causen inflamación de tejidos, la aparición de caries y de dolor.

En algunos casos las muelas puede desarrollarse torcidas, modificando la posición del resto de los dientes y puede llegar a provocar la aparición de caries.

Cuidados post-operatorios

Después de la extracción de la muela del juicio es importante cuidar la boca para evitar infecciones. En las primeras 24 horas es normal sentir molestia y es conveniente no enjuagarse la boca ni cepillarse los dientes ya que esta puede hacer que sangre y tarde más en cicatrizar.

Pasadas las 24 horas después de la intervención es recomendable hacer enjuagues bucales con agua y sal para prevenir las infecciones y facilitar la cicatrización de la herida, llevar una dieta blanda y tener cuidado con la limpieza bucal.

Además no se debería fumar ni beber líquidos muy calientes durante la recuperación.

No se puede evitar la aparición de las muelas del juicio pero se pueden realizar revisiones periódicas en el dentista para supervisar el crecimiento mediante una radiografía. Con estas revisiones podríamos ahorrarnos el dolor de la erupción de los cordales y la aparición de futuras infecciones.

En Doctor Toledo contamos con profesionales expertos que tratarán este problema. No dudes en contactar con nosotros.