Implante dental: cómo recuperar los dientes perdidos

Ortodoncia lingual: todo lo que necesitas saber
8 enero, 2018
Ortodoncia metálica: esto es lo que debes conocer sobre los brackets
12 febrero, 2018
Mostrar todo

Implante dental: cómo recuperar los dientes perdidos

No es de extrañar que la sonrisa sea  uno de los elementos estéticos faciales más importante para la mayoría de las personas. Por este motivo, cuando en nuestra dentadura aparecen desperfectos como dientes sin alinear, perder dientes o incluso un tono de color amarillento, mucha gente tiende a esconder su sonrisa por vergüenza o inseguridad.

La pérdida de dientes es un factor más común de lo que parece. Existe una gran cantidad de personas que no disponen de todas las piezas dentales en su boca. Por eso, una de las mejores soluciones a este problema son los implantes dentales. Así, podemos recuperar los dientes que hemos perdido sin renunciar a una bonita estética dental.

Los implantes dentales, a la orden del día

En primer lugar, debemos especificar qué es un implante dental. Estos implantes son tornillos de titanio pequeños. Se colocan en el hueso maxilar, es decir, en el lugar en el que se encontraría la raíz original de nuestro diente. De esta manera completaremos de nuevo la dentadura. Y, aunque es un diente artificial, cumple todas las funciones que realizaría un diente natural.

Son una solución duradera ante la pérdida de uno o varios dientes. Cuando se integra el implante de titanio en el hueso, se coloca también la corona dental unida a él. Este implante se diseña para adaptarlo a la dentadura del paciente.

Por todos estos motivos, los implantes dentales han tenido mucho éxito, porque se integran de manera natural a la dentadura debido a los materiales que se emplean para su fabricación. Así, se consigue restaurar la dentadura, volviendo a recuperar las funciones que se habían perdido con la pérdida del diente.

Beneficios de los implantes dentales

Son la mejor solución para reemplazar los dientes perdidos. Estos implantes están diseñados para que se integren a la perfección con la mandíbula y el resto de dientes de manera natural, gracias a la osteointegracíon.

Su duración es a largo plazo gracias a sus materiales, porque suelen durar grandes periodos de tiempo. Aunque la limpieza es fundamental para el cuidado de ellos, ya que mantener una buena higiene nos permitirá aumentar las posibilidades de que el implante dure más.

 

Además, tiene muchas más ventajas:

  • Naturalidad
  • Dentadura saludable. No reponer un diente ausente provoca que el resto de dientes se inclinen de forma progresiva.
  • Estética dental. Mejorará la apariencia y conseguirás un aspecto más rejuvenecido, porque la pérdida de piezas dentales provoca pérdida ósea y envejecimiento facial.
  • Indoloros
  • Se puede masticar o morder sin ninguna complicación
  • Son resistentes
  • Están colocados firmemente
  • Tienen una tasa de éxito del 90%

Además, el aspecto psicológico es muy importante. Un paciente con ausencia de piezas dentales puede sentirse incómodo o tener problemas de autoestima. Por eso, cuando se empieza a deteriorar la dentadura y faltan dientes, es muy difícil masticar y comer alimentos. Con los implantes dentales, se recupera calidad de vida.

¿Cómo se hace un implante dental?

Existen distintas fases a la hora de implantar este elemento en la dentadura. Por eso, si estás decidiendo si colocarte un implante dental, es importante que conozcas cuál es el procedimiento a seguir.

Colocación del tornillo de titanio

Después de estudiar la estructura maxilofacial del paciente, y realizar las pruebas diagnósticas necesarias, se colocará el implante en su posición.

En primer lugar, se inserta el tornillo de titanio en el hueso de la mandíbula. El implante se coloca en el interior, por tanto, no es visible. Lo único que será visible será la carilla dental (diente artificial), que cumplirá, como ya hemos dicho, con las mismas funciones que un diente natural. El postoperatorio de este procedimiento tendrá una duración de 24 horas.

En el caso de que el implante se colocara en una parte visible, como en la primera línea dental de la sonrisa, el dentista puede colocar una cubierta temporal para mejorar la estética mientras dura el procedimiento.

Fijación del implante

Un aspecto fundamental es que el implante se una firmemente al hueso para que pueda soportar la carilla.

Para que el implante se fije con el hueso, debemos esperar un periodo de tiempo. Normalmente, suele tener una duración entre 3 y 9 meses, aunque cada caso es distinto ya que el proceso de curación de cada uno es diferente.

Integración de la carilla dental

Será el dentista el encargado de confirmar si el implante se ha integrado correctamente en el hueso.

Cuando el implante se haya fijado correctamente, se coloca la corona dental (la parte visible del diente), que irá encementada o atornillada al implante. Esta corona se ajusta al resto de la dentadura natural.

Estos procedimientos no son complicados, ya que se realizan con frecuencia. Además, la duración del proceso, como ya hemos dicho, varía dependiendo de cada paciente. Es decir, según su proceso de curación requerirá más o menos tiempo. El proceso de curación depende, en la mayoría de ocasiones, de la edad, la salud y la estructura de la mandíbula de cada paciente.

Además, en nuestras clínicas tenemos técnicas diagnósticas y de implantología punteras en el sector, ya que empleamos tecnologías 3D y digitales para que tus implantes tengan la máxima seguridad posible.

Nuestros profesionales emplean los mejores materiales para que los implantes sean duraderos y no provoquen ningún problema en tu salud.

Ponte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda o quieres consultar más detalles sobre este procedimiento. Estaremos encantados de atenderte en cualquiera de nuestras clínicas de la ciudad. ¡Te esperamos!