Implante dental unitario ¿qué es y para qué sirve?

Implante

El implante dental es un elemento de material biocompatible que mediante una intervención quirúrgica se puedes ubicar en los huesos maxilares superiores o inferiores sustituyendo la raíz del diente original perdido por debajo de las encías, por lo que al finalizar este proceso se puede proceder a colocar un puente fijo o una corona dental para que ayude a mostrar la presencia de un diente real.

Estos implantes proporcionan un soporte estable para la prótesis o dientes artificiales, por lo que los mismos no se deslizan ni se mueven de su lugar en ningún momento, haciendo que el uso de la prótesis se sienta mucho más natural, lo cual provoca un excelente resultado para el paciente ya que puede hablar o comer sin ningún inconveniente.

El uso de prótesis tradicionales puede provocar al paciente desgaste en los dientes que no han sido perdidos, pues se ajustan o se mantienen de ambos lados del lugar vacío, además puede provocar muchas molestias al paciente al no ser fijo, haciendo incómoda cualquier actividad como el masticar o el hablar.

Una de las mayores ventajas que tienen los implantes dentales unitarios es que sólo estará comprometida la zona donde se ha perdido el diente, sin necesidad de perjudicar un diente sano para su colocación.

¿Para qué sirve el implante dental?

El implante dental tiene varias funciones independientemente del punto en que se desee ver.

  • Aumenta la confianza en el paciente.
  • Mejora la comodidad al masticar o al hablar.
  • Ayuda a mejorar la estabilidad y/o apoyo de las prótesis tradicionales.
  • Puede hacerse uso del implante ya sea para reparar la pérdida de un diente o hasta para restaurar una sonrisa completa.

El uso de los implantes dentales es una perfecta solución para toda persona que han perdido un diente, además es un método que se está volviendo muy popular a nivel mundial por los beneficios que aporta.

¿Cómo se coloca un implante dental?

El proceso para colocar un implante dental es sencillo pero puede tardar varios meses para conseguir el resultado final, además, el dentista pedirá al paciente realizarse un par de exámenes para verificar que este esté en excelente estado de salud, ya que el proceso requiere de un periodo de curación donde las personas que sufren de leucemia o diabetes pueden tener complicaciones, por lo que no se recomienda que este tipo de personas lo empleen.

  1. Dependiendo el implante elegido, el dentista interviene quirúrgicamente para integrarlo al maxilar, finalizada la operación, el dentista recomendará al paciente comer una serie de alimentos para facilitar el proceso de curación.
  2. El tiempo que puede tardar en curar puede ser rápido, pero el dentista debe esperar a que haya una correcta fusión entre el hueso y el implante, llamándose esta fusión Osteointegración. Puede tardar un par de meses por lo que el paciente puede hacer uso de sus prótesis tradicionales para cubrir el vacío de los dientes.
  3. Finalmente al terminar los procesos de Osteointegración y de curación, el dentista colocará una corona dental, este se realizará de una forma, color y tamaño que combine a la perfección con los otros dientes, ya colocado, el paciente podrá realizar sus actividades normales sin ningún problema.

El hacer uso de un implante dental puede ser una perfecta solución para cubrir la pérdida de un diente, además evita la perdida ósea al estar fusionado con el hueso, el mantenimiento del implante es similar al que necesitan los demás dientes y lo mejor es que la duración de este tipo de implantes es de 20 a 30 años.

Hay que tener en cuenta que la inversión es mucho mayor que la de una prótesis tradicional, pero dando como resultado muchos beneficios que dejarían a un lado del costo del mismo.