Encías inflamadas: causas y tratamiento

Consejos para cuidar tus retenedores y mantenerlos limpios
2 abril, 2018
Puentes dentales o implantes: ¿cuál es la diferencia?
2 mayo, 2018
Mostrar todo

Encías inflamadas: causas y tratamiento

Cuando hablamos en encías inflamadas por referimos a aquellas encías que están más hinchadas de lo habitual. Son los propios pacientes quienes, a simple vista, aprecian el problema de sus encías al ver cómo cambian de grosor e incluso de color.

La inflamación de encías es un problema muy común en la población española. La sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) declara que tan sólo el 14% de los adultos entre 35 y 44 años cuenta con encías sanas, casi el 60% tiene gingivitis y el 25% periodontitis.

Como vemos, es un problema que afecta a gran parte de la población, y tenemos que prestarle atención.

 

Síntomas de las encías inflamadas

Como su propio nombre indica, la forma más sencilla de detectar este problema es la propia inflamación de la encía que se puede ver a simple vista. Aunque existen otros síntomas adicionales con los que podrás comprobar el grado de la enfermedad.

Podemos decir que, cuantos más síntomas tengas, mayor será el alcance del problema:

 Encías rojas e inflamadas

 Encías sensibles que sangran con facilidad

 Encías irritadas

 Mal aliento, escozor, dolor de garganta

 Encías moradas

 Dolor al masticar

Es importante que acudas a un especialista para que pueda solucionar este problema. Acude a una clínica dental para que evalúen el estado de tu boca, dientes y encías. Recomendamos que asistas a una clínica en la que profundicen más en los síntomas que hemos comentado, y además, valoren tu historial clínico.

 

¿Cuáles son las causas de la inflamación de encías?

Son muchos los factores por los que una encía se puede inflamar. En función de la causa por la que se produzca, se puede solucionar de diversas formas.

Por ejemplo, si existe una enfermedad periodontal es importante prestarle atención porque puede terminar desarrollándose en una periodontitis grave.

Gingivitis

Esta es la primera fase de enfermedad periodontal, y sin un tratamiento deriva en periodontidis.  La gingivitis se produce por la formación de sarro que no se elimina en los procesos de higiene dental diarios.

La gingivitis se manifiesta durante el sangrado en el cepillado y en el uso del hilo dental. Aunque también pueden aparecen síntomas como el sangrado espontáneo, la inflamación o la coloración morada de las encías.

El tratamiento más efectivo contra la gingivitis es la combinación de unas sesiones en la clínica con el seguimiento de las pautas que el dentista ha entregado al paciente. Es decir, el paciente tiene una responsabilidad muy importante en dicho tratamiento.

Periodontitis

Como hemos comentado antes, si la gingivitis se transforma en periodontitis significará que se formarán bolsas periodontales entre la encía y el diente. Estas bolsas bolsas, con el paso del tiempo, tendrán más capacidad para poder acumular más bacterias.

Estas bacterias destruirán de forma progresiva tanto los huesos, como las encías y los tejidos que sostienen los dientes, teniendo como consecuencia la pérdida de la pieza dental.

La periodontidis puede producir daños en los huesos que sostienen los dientes y como consecuencia, se terminan cayendo.

En muchas ocasiones, la inflamación de las encías puede cubrir parte de los dientes y esconder la destrucción de las papilas interdentales (triángulos huecos que aparecen entre los dientes). Cuando la encía se desinflama, se puede ver la destrucción del tejido.

Para poder curar la periodontitis se necesita realizar un buen tratamiento. En primer lugar se debe realizar un raspado y alisado radicular, además de un estudio microbiológico y ciertas mediciones para poder seguir los niveles de sarro.

Cuando la enfermedad está curada y garantizar que no vuelve a aparecer, es necesario que el paciente siga en casa las instrucciones sobre higiene que le ha proporcionado el periodoncista.

Normalmente, el tratamiento periodontal es suficiente para poder curar la enfermedad. Aunque si el problema está en una fase avanzada, se necesita recurrir a una cirugía periodontal.

El déficit nutricional, el sistema endocrino y las ortodoncias también pueden provocar la inflamación de encías

La falta de nutrientes como el hierro o la vitamina C también pueden ser causantes de la inflamación de las encías. La solución en este caso es muy sencilla, ya que bastará con tener una alimentación más equilibrada.

La inflamación gingival también puede estar provocada por cambios hormonales, por lo que puede afectar más en mujeres en algunos casos. Estas alteraciones se pueden producir en momentos como en el embarazo, tras el parto, en la pubertad y en diferentes fases del ciclo mensual.

Colorful salad bar with greens, broccoli, black olives, peppers and more

Por otro lado, la implantación de ciertas ortodoncias o prótesis dentales pueden dificultar la higiene diaria, irritando así las encías. Para poder evitar la inflamación de las encías en estos casos será necesario ser muy cuidadoso en el cepillado. Es decir, deberemos lavarnos los dientes tras cada comida y llegando siempre a todas las caras de la pieza dental.

 

Cómo remediar la inflamación de encías en casa

Como hemos comentado antes, si tienes las encías inflamadas no dudes en asistir a un periodoncista para que trate los problemas gingivales que presentes.

Aun así, puedes aplicar una serie de consejos para evitar que desarrolles este problema en un futuro:

Doctor Toledo: Clínica DentalCepilla tus dientes tras cada comida. Recuerda que debes hacerlo durante dos minutos con una pasta de dientes que contenga flúor. No olvides cepillar suavemente las encías y la lengua.

Doctor Toledo: Clínica DentalEmplea sea dental una vez al día, aunque debes conocer bien cómo se realiza esta técnica porque si no puede provocar irritación en las encías.

Doctor Toledo: Clínica DentalCome de forma sana y equilibrada. Consume frutas y verduras de forma abundante y reduce la ingesta de alimentos y bebidas azucarados.

Doctor Toledo: Clínica DentalRestringe el consumo de tabaco y alcohol ya que provocan la irritación de encías.

Doctor Toledo: Clínica DentalControla el uso de las pastas y enjuagues bucales que empleas, porque algunas pueden producirte sensibilidad, molestias e incluso dolor.

Doctor Toledo: Clínica DentalBebe mucha agua, ya que esto ayuda a eliminar los depósitos de alimentos y bacterias, evitando la formación de placa.

En Doctor Toledo somos expertos en periodontitis. No dudes en acudir a la consulta de un dentista experto cuando aprecies cualquier cambio en tus dientes o encías durante varios días. Contacta con nosotros o ven a visitarnos si sientes cualquier molestia