¿Cuándo poner una ortodoncia?

mujer aparatos

Existen muchas razones por las que es bueno llevar una ortodoncia, estas son algunas de ellas:

  • Para corregir alteraciones en el desarrollo facial. El crecimiento adecuado de los maxilares va a prevenir maloclusiones futuras.
  • Problemas de apiñamiento dental. Para alinear los dientes, y además mejorar la salud oral.
  • Para abrir o cerrar espacios interdentales. Cuando hay piezas ocultas o falta alguna.
  • Problemas de maloclusión dental. La maloclusión es el contacto irregular de los dientes superiores con los inferiores. La ortodoncia sirve para alinear los maxilares y evitar cefaleas, dolores en cuello o dolores al abrir y cerrar la mandíbula, o bruxismo (rechinar involuntario de los dientes).
  • Como parte de otros procedimientos odontológicos. Como fijación de prótesis, colocación de implantes o tratar determinadas dolencias craneofaciales.

La edad ideal para tratar las maloclusiones dentales se determina en función de tipo y gravedad, pero lo mejor es acudir a un ortodoncista antes de que aparezca el problema. En niños es conveniente ir antes de que finalice su etapa de crecimiento. Según la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO), es aconsejable realizar una primera revisión a los 6 años a pesar de que el crecimiento de los dientes parezca normal a simple vista.

A una edad temprana el ortodoncista podrá valorar la posición y la mordida de los dientes y el crecimiento de los maxilares, si hay problemas será mucho más sencillo corregirlos.

Sin embargo, la edad no es nunca un factor limitante para tratarse de ortodoncia, por lo que también existen muchas opciones, alternativas y remedios. Éstas varían según la edad de cada persona y el tratamiento necesario:

aparatos

Ortodoncia interceptiva

Se realiza en niños durante la dentición temporal, cuando aún no han cambiado todos los dientes de leche. Es para corregir alteraciones incipientes de maloclusión. Impide que se establezcan y desarrollen los futuros problemas y erradica hábitos nocivos como la succión del pulgar o del labio inferior, morderse las uñas, retirada tardía del chupete, lactancia artificial o respiración bucal, entre otros.

Ortodoncia correctiva

Para jóvenes y adultos. Sirve para corregir maloclusiones ya establecidas. Existen varios tipos de ortodoncia correctiva con aparatos removibles o fijos:

Aparatos removibles: los que se puede quitar y poner el propio paciente. Aplican presiones controladas sobre los dientes que se deseen desplazar con algunos elementos metálicos como resortes, arcos o tornillos. Están indicados para la expansión de los maxilares, corregir mordidas cruzadas y apiñamientos leves, pero no son una alternativa a la ortodoncia fija.

Aparatos fijos: consta de varios elementos, bandas, brackets, tubos ligaduras y arcos, los cuales una vez colocados en las piezas dentarias transmiten las fuerzas necesarias para producir los movimientos deseados. La ortodoncia fija corrige las malposiciones y maloclusiones, los dientes rotados y cierra espacios dentarios. Hay diferentes tipos de brackets:

  • Metálicos: Los más convencionales y los primeros en salir al mercado.
  • Zafiro: Son transparentes, cristalinos. La única parte de metal es el arco. Iguales en eficacia que los metálicos, pero mucho más estéticos.
  • De porcelana: De color blanco opaco parecidos a los dientes.
  • Linguales o incognito: Los que se colocan en la parte interna de los dientes. Hechos de manera personalizada.
  • De autoligado: Permiten realizar movimientos más rápidos y crear más espacios para alinear los dientes por lo que a veces no es necesario realizar exodoncias. Además, no necesitan usar ligaduras, ni metálicas ni de goma, por lo que aparecen menos llagas y rozaduras.

Ortodoncia invisible. Invisalign

Un sistema de alineadores transparentes realizados de manera individualizada para cada paciente. Pasan desapercibidos y son cómodos, se retiran para comer y para su limpieza de manera sencilla. Se cambian cada dos semanas, son muy higiénicos.