Bruxismo: ¿cómo afecta a los dientes y qué solución tiene?

Férulas descarga bruxismo

El bruxismo es una enfermedad que puede afectar al día a día de una persona, pero podemos encontrar soluciones a este problema para poder resolverlo de una manera sencilla. Además, el bruxismo no solo puede afectar a los dientes, sino que puede tener consecuencias en otros aspectos del organismo como generar dolores de cabeza o dolores cervicales, entre otros.

 

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo está determinado por causas muy distintas, y aunque no está asociado a ninguna enfermedad, se puede producir por factores internos o externos. Algunos de ellos pueden ser:

  • Dientes desalineados
  • Personas con mordida desplazada
  • Enfermedades periodontales o empastes mal asentados
  • Estrés
  • Hábitos alimenticios
  • La postura al dormir
  • Los trastornos respiratorios durante el sueño

Podemos decir que el bruxismo es el hábito en el que el paciente aprieta o rechina los dientes de manera involuntaria. Aunque el bruxismo puede afectar en otras ocasiones, no solo por las noches. Podemos encontrar varios tipos de este trastorno:

  • Nocturno: quienes padecen de este bruxismo no suelen ser conscientes de ello, y suele darse en periodos de varios minutos, 17-20, durante la noche.
  • Diurno: se suele asociar con periodos de estrés y también se realiza de forma inconsciente.
  • Bruxismo céntrico: afecta a los premolares ya que está asociado a apretar los dientes.
  • Bruxismo excéntrico: el desgaste se produce en todos los dientes, ya que se tiende a la fricción entre ellos.

 

Grados de bruxismo según el hábito

El bruxismo presenta distintos grados según cómo esté el hábito establecido.

  • Inicial: suele ocurrir de manera ocasional y en periodos de tiempo cortos. Aparece y desaparece según las temporadas, por lo que podemos decir que es un hábito reversible.
  • Establecido: se asocia con periodos de ansiedad y puede provocar algunas lesiones. Puede ser reversible si se realiza un tratamiento para evitar que pase a la siguiente fase.
  • Instaurado: el hábito está asentado y el paciente no lo puede controlar. Se sufren ciertas lesiones las cuales necesitan un tratamiento integral, especializado y personalizado.

 

¿Cómo afecta el bruxismo a mis dientes?

El bruxismo tiene múltiples consecuencias, entre las que destacan:

  • Desgaste dental
  • Dolor e inflamación en áreas como la mandíbula
  • Dolor de cabeza y oído
  • Insomnio
  • Sensibilidad en los dientes
  • Encías retraídas

Además, todas estas consecuencias puede derivar en otros problemas más grabes como trastornos alimenticios o problemas dentales graves. Por este motivo, es importante que contactes con un profesional que pueda diagnosticar cuál es tu caso concreto.

 

¿Qué tratamientos existen para paliar el bruxismo?

Los tratamientos más indicados para tratar el bruxismo ayudarán a reducir el dolor, así como prevenir el daño dental. Las férulas de descarga son la solución más eficaz y común para este problema.

Dichas férulas suelen estar fabricadas en resina o plástico, y se hacen totalmente a medida del paciente, porque ayudan a mantener la mandíbula en una correcta posición, relajada, para proteger así los dientes.

Es fundamental que además de visitar al dentista, visites a un especialista que pueda determinar la causa de este problema.

Si el bruxismo está causado por problemas de oclusión, debemos recurrir a un tratamiento de ortodoncia. Así conseguirás una sonrisa mucho más estética a la vez que se pone fin a los problemas de oclusión. Por otro lado, si la causa del bruxismo es otra, se realizará una férula de descarga.

Las férulas de descarga son protectores dentales, personalizados y a medida de la boca del paciente para amortiguar la presión a la que están sometidos los dientes de las personas que padecen bruxismo.

 

Cómo se usan y cuáles son sus beneficios

Estas férulas se colocan en una sola arcada y su uso suele ser nocturno, porque es el momento en el que los pacientes suelen ejercer esta presión sobre las piezas dentales de forma involuntaria.

Todos los pacientes que sufran bruxismo por estrés y ansiedad pueden usar estos protectores en el momento del día que sean conscientes de que padezcan estos episodios.

Gracias a las férulas, los pacientes notarán múltiples beneficios:

Evitan tensar músculos faciales

Eliminan los dolores cervicales, de cabeza o de oído

Ayudan a mejorar el descanso de los pacientes que sufren bruxismo

Frenan el descaste o el daño de los tejidos

Cómo mantener y limpiar las férulas de descarga

Las rutinas de higiene bucodentales son muy importantes. Es necesario que antes de poner tu protector te cepilles los dientes para eliminar todos los restos de comida que están presentes en tu boca.

Antes de colocarla, debes lavarla y enjuagarla con agua. Cuando la retires, deberás limpiarla otra vez. Emplea cepillo, agua y jabón neutro para ello.

 

¿Las férulas molestan?

Este tipo de protectores pueden necesitar un pequeño periodo de adaptación, pero es habitual en estos casos que durante los primeros días experimentes mayor salivación. Como hemos mencionado, esto es normal, pero con el paso de un par de días te habrás adaptado a la perfección a ella, para disfrutar así de los beneficios de la misma.

Debemos tener en cuenta que el bruxismo es un problema que afecta entre al 10 y al 20% de la población. Emplear férulas de descarga hará que reduzcamos el problema, así como las molestias de tu boca.

Si necesitas más información al respecto o detectas que puedes padecer de bruxismo, no dudes en contactar con nosotros para que podamos asesorarte.