Todo lo que necesitas saber sobre el blanqueamiento dental

blanqueamiento doctor toledo

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos que más se realizan en las clínicas. Es un método muy sencillo que aclara varios tonos el blanco del esmalte de tus dientes para conseguir una sonrisa más bonita.

Aunque los tratamientos de blanqueamiento dental tienen una duración limitada, porque con el paso del tiempo, el esmalte dental se oscurece. Los pacientes tienen que someterse a revisiones de control y a mantenimientos del tratamiento de manera periódica.

Hoy en Doctor Toledo queremos resolver las dudas sobre estos procedimientos así como sus efectos y la periodicidad con la que se deben someter a él si se quiere mantener el blanco de la sonrisa.

Cómo se efectúa el tratamiento de blanqueamiento dental

Aunque existen diferentes técnicas para el blanqueamiento dental, en la actualidad es el blanqueamiento por fotoactivación el más generalizado.

El proceso se basa en el uso de un gel con peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida. Este producto blanqueante se coloca en una férula que se adapta a la arcada dental y se activa con el calor que emite la luz aplicada a cada diente.

El tratamiento dura alrededor de una hora, entre 40 y 60 minutos, el resultado e intensidad dependerá de cada persona, pero lo más normal es reducir entre 4 y 10 tonos.

Lo primero que hay que hacer es acudir a tu dentista para una revisión, ya que si no tienes la boca sana no puedes realizar un blanqueamiento dental.

También se puede aplicar el gel con un kit casero, sin embargo, no consigues la protección de la férula; la duración de su aplicación puede llegar a ser de dos semanas; y, además, en ningún caso llegas a obtener los mismos resultados que acudiendo a una clínica profesional.

No obstante, llegado el caso, ambos tratamientos pueden ser complementarios, siempre que lo recomiende tu dentista.

Por último, debes saber que, tras el blanqueamiento, durante unos días los dientes captan con mayor facilidad los pigmentos contenidos en alimentos y bebidas. Así que ten cuidado con la dieta para no deshacer el trabajo conseguido.

¿Cuánto duran los resultados de un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento en el que sus efectos pueden perdurar en el tiempo si el paciente sigue unas rutinas de higiene determinadas, acude a la clínica y se realiza los mantenimientos que recomienda el especialista.

Los resultados del blanqueamiento dental se alargan en el tiempo, especialmente si al paciente se le ha realizado un tratamiento combinado.

La duración de los efectos depende de cada paciente, del color inicial del esmalte de sus dientes, de sus hábitos de higiene y de su alimentación.

Podemos decir, entonces, que su duración es limitada. Si pretendemos mantener el blanco como el primer día, debemos asistir a citas de control y realizar de manera periódica un mantenimiento de blanqueamiento dental.

Los mantenimientos son unos procedimientos muy rápidos y menos costosos que los blanqueamientos dentales. El mantenimiento consiste en la realización de unas férulas a medida para el paciente sobre las que se colocará el agente blanqueador, y tiene una duración de 15 días.

Según diversos factores, la periodicidad de la realización de estos tratamientos será una u otra. Aunque los especialistas recomiendan hacerlos una vez al año para los casos en los que aparecen manchas.

¿Cómo puedo prolongar el blanqueamiento de mis dientes?

Debemos tener en cuenta que la efectividad del tratamiento dependerá del método que se elija. Por ejemplo, un blanqueamiento dental combinado es más efectivo que uno a base de férulas.

Aunque existen otros factores que pueden incidir de manera positiva en el tono de la sonrisa:

Es importante reducir el consumo de alimentos o bebidas que tiñen el esmalte de los dientes como el té, el café, el tinto o los frutos rojos.

Introduce comidas y bebidas que ayudan a conservar el blanco de los dientes sustituyendo las bebidas carbonatadas por agua.

El tabaco oscurece el esmalte dental, intenta reducir este hábito en la medida de lo posible.

Mantén una rutina de higiene para evitar que la placa bacteriana se almacene y se produzca sarro.

Asiste a las revisiones con tu dentista y realízate una limpieza dental profesional.

A la hora de mejorar la estética de la sonrisa, el blanqueamiento dental es un tratamiento muy efectivo. Aunque es necesaria la supervisión del especialista para asegurar su éxito y que sus resultados serán duraderos.

¿El blanqueamiento dental puede tener efectos secundarios?

El blanqueamiento dental es un tratamiento sencillo e indoloro, aunque pueden aparecer una serie de contradicciones.

  • Sensibilidad dental: este es el efecto secundario más frecuente entre los pacientes. La causa es la penetración del agente blanqueador desde los poros hasta la dentina. Es un síntoma habitual y temporal, por lo que terminará remitiendo con el paso del tiempo.
  • Irritación de encías: las encías pueden exponerse a la acción del agente blanqueador durante el tratamiento y sufrir irritación, pero remitirá cuando el producto no esté en contacto con los tejidos. Aunque si la sensación de inflamación es muy acusada
  • Quemaduras: emplear productos con una concentración superior a la recomendada puede suponer quemaduras en los tejidos blandos, pero este efecto no es frecuente en el caso de blanqueamientos realizados bajo la supervisión de un odontólogo.
  • Reacciones alérgicas: el paciente puede tener reacción alérgica a los componentes de los agentes blanqueadores, pero de manera muy poco habitual. Si esto ocurre, el tratamiento debe interrumpirse.
  • Efectividad y garantía de resultados: los pacientes con tinciones a causa de tetraciclinas no obtendrán ningún beneficio a la hora de eliminar estas manchas.

¿Puedo reducir el riesgo de padecer los efectos secundarios del blanqueamiento?

Cambiar la alimentación o modificar la higiene dental puede hacer que el blanqueamiento dental tenga una duración mayor.

Existe una gran cantidad de productos blanqueadores que pueden adquirirse en farmacias o a través de Internet. Aunque son más económicos y prometen ser igual de eficaces, pero el blanqueamiento dental no es un tratamiento estético, sino odontológico.

Acude a una clínica dental en la que un especialista en Estética Dental lo supervise. Así reducirás los riesgos que puedan derivarse del tratamiento.

Recuerda que sólo puedes realizarte un tratamiento de blanqueamiento si tienes la boca en buen estado.

En la clínica dental se emplean agentes blanqueadores de calidad que no son abrasivos. El especialista pautará y supervisará la aplicación de la concentración para que el esmalte no se dañe.

Usa pastas desensibilizantes para cerrar los poros abiertos del esmalte, que dejan la dentina expuesta, reduciendo la sensación de sensibilidad. Evita la ingesta de comidas y bebidas muy frías o calientes.

Ten cuidado con los remedios caseros que circulan por la red, como usar agua oxigenada o bicarbonato. Estos productos son abrasivos y pueden dañar tu esmalte dental.

Consulta con un especialista si tienes dudas respecto al blanqueamiento dental o sus efectos. En Doctor Toledo estaremos encantados de atenderte.