Blanqueamiento dental: ¿cómo se realiza y qué efectos secundarios tiene?

¿Qué es la periodontitis y cómo se produce?
15 octubre, 2018
Ortodoncias transparentes: ¿cuál es la más estética y cuáles son las diferencias entre ellas?
12 noviembre, 2018
Mostrar todo

Blanqueamiento dental: ¿cómo se realiza y qué efectos secundarios tiene?

Los blanqueamientos dentales son uno de los tratamientos más demandados actualmente ya que la estética de nuestra boca y sonrisa es una preocupación muy común.

Muchas personas no están satisfechas con el aspecto de sus dientes por lo que recurren a realizarse un blanqueamiento dental. Aunque es normal que nos surjan una serie de dudas antes de realizarlo.

Una de las dudas más frecuentes es la preocupación por la efectividad de este procedimiento, así como los efectos secundarios que podría llegar a tener. Hoy en Doctor Toledo te explicamos todas las cuestiones que tienes que saber sobre estos aspectos.

 

¿Cómo se realizan los tratamientos de blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental tiene como objetivo aclarar el blanco del esmalte de los dientes uno o varios tonos que, con el transcurso del tiempo, pierde su color original. Podemos encontrar dos métodos distintos para ello:

En primer lugar, podemos encontrar el blanqueamiento dental ambulatorio. Este tratamiento consiste en realizar unas férulas con las medidas del paciente. En ellas, con una jeringa, se aplica agente blanqueador. Para que el tratamiento sea efectivo, el paciente tendrá que llevarlas durante unas cuatro horas al día, aproximadamente, para que sean efectivas.

Por otro lado, el blanqueamiento dental combinado consiste en unir el tratamiento de férulas con una sesión de lámpara de luz fría o láser en la clínica dental. Este uso potencia la acción del blanqueador. De esta manera se consiguen mejores resultados y perdurarán más en el tiempo.

En ambos casos, el blanqueador penetra por los poros del esmalte, reduciendo así varios tonos el color de la superficie dental. Aunque hablamos de un tratamiento mínimamente invasivo, algunas personas pueden sufrir ciertos efectos secundarios que pueden ser molestos para el paciente.

 

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento muy sencillo e indoloro, aunque pueden aparecer una serie de efectos secundarios.

  • Sensibilidad dental: este es el efecto más frecuente entre los pacientes. Al penetrar el agente blanqueador hasta la dentina a través de los poros, se puede sufrir este efecto. Si tras realizarte un blanqueamiento dental lo sufres, no te preocupes porque es un síntoma muy habitual y es temporal.
  • Irritación de encías: las encías pueden quedar expuestas al agente blanqueador y sufrir irritación. Esta desparecerá cuando el producto deje de estar en contacto con ellas. Aunque si la inflamación es muy aguda, es preferible interrumpir el tratamiento.

  • Quemaduras: cuando se emplean productos con una concentración mayor de la recomendada pueden transformarse en quemaduras en zonas como labios o encías, e incluso provocar la abrasión del esmalte dental. Aunque este efecto no es frecuente cuando se realizan blanqueamientos dentales bajo la supervisión de un odontólogo.
  • Reacciones alérgicas: algunos pacientes sufren reacciones alérgicas a los componentes de los agentes blanqueadores. Si esto ocurre, el procedimiento tiene que interrumpirse de inmediato.

 

¿Puedo reducir el riesgo de padecer estos efectos secundarios?

Siguiendo una serie de pasos y teniendo en cuenta algunos aspectos como la alimentación, los hábitos de consumo o mejorar nuestra higiene bucodental puede hacer que evitemos los posibles efectos secundarios del blanqueamiento dental.

Emplea dentífricos desensibilizante

Es muy habitual sufrir sensibilidad dental con este tratamiento. Si esto ocurre, emplea una pasta de dientes desensibilizante. Así, se cerrarán los poros abiertos del esmalte, los cuales dejan expuesta la dentina, y reducirás la sensación de sensibilidad dental.

Presta atención a tus hábitos alimenticios

Una de las maneras de combatir la sensibilidad dental es evitar alimentos y bebidas muy frías o calientes. Además, la alimentación también puede ayudar a estabilizar los resultados del tratamiento.

Reduce el consumo de bebidas como el café, el vino tinto, o el té para poder mantener el blanco de los dientes. Aumenta el consumo de bebidas y alimentos blancos como agua, arroz o leche durante el tratamiento para evitar la tinción del mismo.

Asiste siempre a clínicas especializadas

Podemos encontrar multitud de productos blanqueadores en el mercado. Son más económicos y, supuestamente, prometen ser eficaces. Es importante acudir a una clínica dental en la que un especialista se encargue de supervisar el tratamiento. Así, el riesgo de sufrir los efectos secundarios será menor ya que en las clínicas dentales, los blanqueadores son de calidad y no son abrasivos para que el esmalte dental no sea dañado.

Las férulas personalizadas y a medida tienen como objetivo reducir el contacto del blanqueador con las encías. Así se evita que se irriten y el proceso será más cómodo para los pacientes.

Por último, es importante saber que únicamente podrán hacerse tratamientos de blanqueamiento dental aquellos que tengan la boca con un estado de salud perfecto. El especialista será quien revise el estado de ésta y verifique que no existen caries u otras enfermedades periodontales.

Por norma general, antes de realizar el tratamiento, se suele realizar una higiene bucodental profesional.

Evita los remedios caseros en la medida de lo posible

En Internet podemos encontrar una gran variedad de remedios que suelen indicar la efectividad de los mismos para blanquear los dientes. Estos tratamientos se realizan con productos abrasivos que pueden dañar el esmalte dental.

 

¿Cómo puedo conseguir alargar el blanqueamiento dental?

Conseguir que el resultado del blanqueamiento perdure en el tiempo depende de muchos factores. Entre ellos, destacan aspectos como los hábitos de consumo e higiene dental o el grado de tinción del esmalte.

No en todos los casos el blanqueamiento es un proceso efectivo, ya que dependerá de cada paciente. Por ejemplo, aquellos que tengan tinciones en los dientes debido a las tetraciclinas, el blanqueamiento es inefectivo para eliminar las manchas.

Por otro lado, el tabaquismo es un hábito negativo para el color de los dientes. Si te realizas un tratamiento de blanqueamiento dental y tienes este hábito, los resultados remitirán mucho antes.

Además, es necesario saber que cuando nos sometemos a un tratamiento de este tipo, se debe hacer un mantenimiento del blanqueamiento de manera periódica. Por norma general, este mantenimiento se suele realizar una vez al año si el esmalte presenta manchas. Si no existen manchas, se pueden realizar de formas más esporádica, según lo recomiende el especialista.

Si tienes alguna duda sobre los efectos secundarios de este tratamiento o quieres realizártelo, no dudes en contactar con nosotros.